Una vida diseñada para ladrones, asesinos y mafiosos.

¿Para qué sirve esta vida? Esta vida maldita en donde sólo triunfan los malos, los que no tienen ideales, los que se venden como prostitutas al mejor postor, los que no se tocan el corazón para hacer daño.

Te pasas una vida luchando y el poderoso oprimiendo y de paso sacando altos beneficios de sus abusos.

¡No matarás! Es un principio que está consignado hasta en la ficticia Biblia, pero un sujeto como el Príncipe de Arabia Saudita puede darse el lujo de matar impunemente a miles de Yemeníes, y por el hecho de que puede comprarle 2,000 millones de dólares a USA en armas, anda por el mundo impunemente. ¡Qué vida más fatal! ¿Qué dice la derecha de los abusos? ¡Nada!

Anuncios

Optimismo vs Pesimismo

Todo aquél que ha leído un poco de filosofía, sabe que al igual que el realismo, idealismo, marxismo, epicureismo, platonismo, hedonismo, escepticismo y muchos otros ismos que componen esta vida abstracta. El dualismo por excelencia (puedo estar equivocado) es el Optimismo vs Pesimismo.

Cuando se habla de pesimismo enseguida llega a la memoria su padre, el pensador Schopenhauer. Esta teoría invierte la tesis leibniziana y afirma de forma categórica que vivimos en el peor de los mundos posibles, un mundo donde el dolor es perpetuo y estamos condenados a tratar de obtener lo que nunca tendremos.

Me recuerda a una canción de Olimpo Cárdenas que se titula Pesimismo. Cito: “Amo lo que está lejos y nunca será mío”.

El pesimismo criticó duramente las religiones por ser un falso consuelo para los condenados. Y ciertamente se creó un falso paraíso para ellos.

Otro pesimista por excelencia lo fue Kierkegaard, que a su vez es considerado padre del existencialismo. Esa corriente filosófica en la que se distinguirá en la primera mitad del siglo XX, Heidegger y luego su sucesor Jean Paul Sartre, uno de los más conocidos del existencialismo.

¿Qué es lo adecuado, optimismo o pesimismo?
Cada cual posee su estilo de vida muy bien configurado. Ahora bien, es difícil ser constantemente optimista y creo que lo mismo aplica para el pesimista.

A un lado el odio

Aún retumban en mi mente las enseñanzas y palabras de Facundo Cabral. En momentos tan irracionales como estos, es de orden recuperarlas.
Decía con mucha razón. «Gocen las cosas, pero no se encadenen a ellas. Cuando llegue la hora de la mudanza, que algunos llaman muerte. El campesino tendrá que dejar el arado, el carpintero el martillo, el soldado su fusil, el rico su riqueza y el pobre su pobreza. 

Por eso aquél haitiano, lleno de razonamiento y con un español relativamente fluido le decía a la esquizofrénica. «Señora, esta tierra es prestada, busque de Dios y déjeme en paz». Claro, ese razonamiento le resultaba incomprensible a la señora porque su cerebro vacío no podría jamás digerir palabras tan racionales.

El Amor

Para Sócrates, el amor se asocia a la búsqueda de un faltante. Amar es la búsqueda de lo que nos falta.

En la cultura occidental, tenemos unas tres concepciones del amor que provienen del mundo griego.
1- El amor como Eros.
2- El amor como Philia.
3- El amor como Ágape.

Si entendemos al amor como Eros, lo entenderemos como una búsqueda constante de una falta. De modo que se traduce a una tensión constante.

Si lo entendemos como Philia, sería un amor más como amistad, una expansión de lo que somos.

Si entendemos al amor como una búsqueda, más que como un encuentro, no lo vamos a medir en términos de resultados o eficiencia. El amor no es una empresa, buscamos lo que nos falta.

Parece que el amor ha resultado muy complejo para la cultura occidental.

En la literatura clásica, la obra que trata el tema con una profundidad increíble es  El Banquete de Platón.

La posverdad del gobierno y Ficciones Borgianas.

Si, lo confieso, yo fui de esos que escucharon el discurso. Tortuoso camino transitaba el delincuentaso Danilo Medina, quien por momentos se atragantó y no de tantos argumentos que poseía, sino de tantas mentiras que estaba soltando por el hocico (Jocico), sin una fuente creíble donde afianzarse.

¡Danilandia posmoderna!

El señor delincuente, que en momentos se vio obligado a hacer pausas forzadas, mientras la claque, la servidumbre y demás cortesanos aplaudían como focas sin saber porqué lo hacían.

Lo cierto, y es innegable, que las fisuras, fracturas o rompimientos (en lenguaje llano) que existen a lo interno de la mafia morada, cada día crecen, cada día se hacen imparables. Aquello de que dos gallos no pueden habitar en un mismo gallinero, ya no se puede ocultar como antes se hacía. Pase lo que pase, que sea ganancia para el pueblo.

#ConservadurismoDominicano 

Los “Todo poderosos” VICINI!
En la lista que ofrece Matias Bosch falta ese nombre. Juan Bautista Vicini Cabral “Gianni”.
¡Un poco de historia! Según el Instituto Genealógico Nacional, cuatro miembros de una familia de Zoagli, Génova, Italia, emigraron a República Dominicana y crearon un imperio familiar. No sólo en el aspecto económico y cultural, sino también político. Los todo poderosos, Vicini.
Según el periodista Esteban Rosario, el tronco de la familia Juan Bautista Vicini Canepa a los 14 años se dedicaba a bañar caballos y perros en la finca de su pariente Luis Cambiaso. Luego se convirtieron en prestamistas del gobierno de Ulisex Heureaux.
¡El dato a resaltar! Juan Bosch, que muy bien conocía el origen de la oligarquía Dominicana afirmaba que esa familia llegó al país con dos pesos, agrego: Y habían formado un emporio super poderoso amparados por gobiernos genuflexos.
La constitución del 63 prohibía los latifundios, prohibía a los extranjeros poseer tierras y establecía un tope en el precio del azúcar. Sumarle a todo esto que afectaba directamente a los Vicini, que el gobierno democrático de Bosch les obligó a pagar impuestos. Lo que daría al traste con el posterior golpe de estado.
¡Poderes Facticos! Es altamente conocido que la iglesia jugó un papel determinante en el inconstitucional derrocamiento del gobierno. Incluso, hay en YouTube un famoso debate entre Bosch y Láutico García moderado por Pittaluga Nivar 3 días antes del 20 de Diciembre de 1962.
Las mentiras afloraron hasta llegar a decir que Bosch deseaba introducir escuelas Marxistas por la educación escolar de entonces.

La misma iglesia que se ha beneficiado por mucho tiempo, no sólo de las contribuciones grandilocuentes de esa familia, sino también de gobiernos que más que servirles al pueblo, han actuado como súbditos de los “todo poderosos” Vicini.

¡De aquellas aguas, estos son los lodos!

¡Se advirtió! ¡No se puede alegar desconocimiento!

En su momento todos los actores políticos voltearon la cara según le fuese favorable para sus aspiraciones personales.

Aquella puesta en escena del (mal llamado) frente patriótico, era la llave que daba paso a la descomposición político partidaria nacional.

Hoy, la sociedad Dominicana acude con (tristeza y amargura) al entierro lento pero literalmente seguro de la partidocracia. Esta crisis existencial programada, ha sido llevada a cabo por un partido que ha logrado (para mal) actuar impunemente, sin una verdadera oposición política.

Todos se han servido del pedazo que le toca del pastel tricolor y al pueblo no le llegan ni las migajas porque ellas le tocan a sus lame botas y aduladores que a diario toman una cámara o un micrófono para defender lo indefendible.

¡En paz descanse, partidocracia Dominicana!

Why Jus Solis? Why Jus Sanguinis?

Screenshot_20170705-102951Son expresiones jurídicas cuya traducción es derecho de suelo para Jus Solis y derecho de sangre para Jus Sanguinis. El Sanguinis en la práctica le otorga el derecho de nacionalidad a la criatura por el padre o la madre nacional de ese país.

El País modelo que reconoce el Jus solis es Francia que lo introdujo en el 1515 y otorga la nacionalidad Francesa a toda persona nacida en el país al alcanzar la mayoría de edad civil, con la salvedad de haber vivido en el país de manera duradera.

 

«El pasado Explica el Presente»

En un pasado no lejano, Danilo Medina fue humillado por un sector de su partido. Danilo pudo quedar en la historia como un buen presidente. ¿Cómo? Sometiendo a la justicia a sus antecesores. No lo hizo, en vez de tal acto, sus ambiciones por retener, por ¡volver y volver! lo empujaron a un precipicio sin que el pudiera salir ileso. Danilo no quiere dejar el poder, se aferra como un niño se aferra a su juguete.
“El pasado explica el presente” porque en el pasado los Danilistas sufrieron en carne propia lo que fue ser oposición dentro de su propia organización. El problema es el siguiente, en esta guerra partidaria el único perdedor es el pueblo. Ese pueblo que hoy sufre las deficiencias de las instituciones que están llamadas a servirle.